Siguenos en Facebook Siguenos en Pinterest Siguenos en Twitter
10
Octubre
2019

9 Tareas que Siguen a la Compra del Vestido de Novia

vestidoprincipal

¡Ya tienes el vestido de novia! La búsqueda pudo durar meses o solo un día, pero ahora que lo has encontrado, ¿qué sigue? No pierdas más tiempo: empieza a hacer 'check' en cada una de las tareas que vienen después de comprar tu vestido de novia.



1. Guardarlo cuidadosamente

Lo más seguro es  que te entreguen el vestido pocos días antes de la boda  para que dé tiempo de hacer una última prueba y encargar los ajustes necesarios. Pero si lo llevarás a casa semanas o meses antes del gran día, elige el mejor lugar para resguardar tu vestido.  Polvo, humedad, manchas y astillas son amenazas latentes.

Como medidas provisionales, cuida que nada pueda jalarlo cuando lo saques y  coloca papel encerado entre el vestido y la funda  para protegerlo mejor. Eso sí, después de guardarlo, no puedes sacarlo a menos que sea absolutamente necesario. ¡Nada de probárselo cada tarde frente al espejo! 

vestido6

2. Buscar la lencería

Ahora que conoces bien la tela, cómo es el escote y el corte del vestido, ya sabes qué lencería te quedará mejor. Recuerda que no solo se trata de tu ropa interior, sino también de algunos accesorios, como fondos, medias y corsés. Esta lencería no tiene que ser la misma que usarás en tu noche de bodas, pero puedes comprarlas juntas. Si te sientes segura, puedes probarte tu conjunto lencero con el vestido, para corroborar que nada se marca y que las transparencias y encajes quedan libres. 

vestido5

3. Velo, ¿sí o no?

Si ya decidiste que quieres llevar velo, considera que, en caso de que quieras uno largo, este deberá ser de la misma longitud o 10 centímetros más que la cauda. Si te decides por un velo corto o mediano, esta regla no aplica. En cualquier caso, elige un modelo que armonice o contraste con tu vestido: si escogiste un vestido de novia sencillo, tu velo puede tener muchos detalles o ser igual de sobrio.

Evita aplazarlo demasiado: cuanto antes lo elijas, antes podrás hacer cita con tu estilista para que ajuste el peinado en las pruebas.


vestido2

4. Comprar los zapatos

Una vez que estás 100% segura del largo y el corte de la falda, encontrar los zapatos no solo será más fácil, también  te ayudará a reafirmar tu estilo y a acabar el look de tus sueños. Toma en cuenta el color exacto y acabado de la tela del vestido, la estación de la boda y el tipo de locación. Y recuerda que lo más importante es tu comodidad. 


vestido4

5. A buscar el ramo de novia

Ahora que conoces perfectamente cada detalle de tu vestido, puedes correr por tu ramo de novia. Recuerda que lo lógico es encargarlo con el mismo proveedor de los arreglos florales para boda para que todo (colores, estilos y variedades de flores) se coordinen. 

vestido7

6. Diseñar el peinado y el maquillaje

Es hora de consultar a los profesionales de belleza para novias. Un experto en la materia sabrá recomendarte peinados recogidos, decirte cómo acomodar la melena suelta o mostrarte los peinados de trenzas modernas más favorecedores para ti. Recuerda que el peinado debe practicarse al menos un par de veces antes del gran día para cerciorarte de que es como tú lo quieres y de que te sientes cómoda. Puedes aprovechar las visitas al salón de belleza para resolver otros asuntos de estética, como el diseño de tus uñas y, por supuesto, ¡el maquillaje! 

vestido1

7. Alistar los accesorios

Empieza buscando los accesorios indispensables para tu peinado y continúa con los complementos que llenarán de magia tu look. Además de las que compres, también es momento de  limpiar o mandar reparar las joyas familiares  que vayas a lucir. No olvides contemplarlas en tu diseño de imagen: es importante  no recargarte de accesorios y dejar que cada parte del outfit luzca.

vestido3

8. Planificar los arreglos del vestido

Si tu vestido necesita algunos arreglos, debes informarte en tu boutique, con tu diseñador o con un servicio profesional sobre  los procedimientos y las fechas para ajustarlo a tus medidas. Es recomendable que se realicen un mes y medio antes de la boda para que estén listos para el gran día y sean lo más exactos posibles. 

vestido9

9. Estabilizar tu peso

Ni un gramo más ni un gramo menos. Si ya compraste el vestido, este debe quedarte perfectamente el día de la boda. Tal vez pactaste con la tienda o el atelier más pruebas intermedias; si es así, tendrán que  definir a partir de qué fecha ya no se podrán hacer más ajustes. Los arreglos pueden ser costosos y aparatosos, por lo que será mejor que cuides tu alimentación para no adelgazar ni subir demasiado de peso.

vestido8



Comentarios (0)

Déje un comentario

Por favor autentifícate para dejar un comentario.