Siguenos en Facebook Siguenos en Pinterest Siguenos en Twitter
17
Octubre
2013

8 Sabios consejos para tu día especial….

Fotoprincipal_17oct13

Cualquier otra persona que ya haya pasado por su boda, te podrá decir esto: “Planear una boda es tarea difícil, pero el mero día nada sale como se había planeado”.  El planear y organizar una boda nos ayuda a que las cosas salgan lo mejor posible, pero nunca nos van asegurar que saldrán como la planeemos, esta es una realidad que debes conocer. Por eso hoy te damos 8 sabios consejos que harán que tu boda, sea algo realmente especial.


  1. El trabajo de los novios, es casarse. Así que enfóquense en ustedes dos y lo demás dejen que otro se haga cargo.
  2. Contraten a un wedding planner, o busquen a un amigo o familiar cercano que tenga experiencia en organizar eventos. Denle a esa persona un programa del evento, y el día de la boda, dejen que se haga cargo de todo.
  3. Ninguna boda comienza a tiempo. Así que dejen el reloj guardado en casa y simplemente dejen que las cosas pasen en el momento perfecto.
  4. Ninguna boda sucede justamente como se planeo. Las pequeñas cosas siempre salen mal, así que tendrás que aceptarlo. La novia tendrá un solo zapato, o el acta de matrimonio tiene algún error,  o alguien  del cortejo, el esmoquin no le quedará bien o alguna dama tendrá problemas con el color o estilo del vestido, o alguna otra cosa totalmente inesperado sucederá. Bueno, muchas de las novias se han ido por el pasillo en medias y nadie lo sabía, y más de una acta de matrimonio ha sido firmada y atestiguada más tarde de la fiesta o el día siguiente, y alguien siempre tendrá un ganchito para ajustar el esmoquin, y la dama tendrá que aceptar el estilo y color de vestido (al fin y al cabo la que debe verse más hermosa es la novia). Esto es parte del día, por eso solo tendrás que esperar y disfrutar.
  5. Tradicionalmente, la novia y el novio llegan separados en el día de la boda. Por lo tanto, asignar a alguien responsable, puntual y conocido para que pase a recoger a la novia, a el novio, y a el ministro que oficiará la ceremonia (esto si será en el lugar de la recepción). Esta tarea tan sencilla, ayudará enormemente para que nadie este angustiado porque el novio, la novio o el ministro no aparece.
  6. Dama y Padrino de Honor. Para la novia, debes elegir a alguien que sea constante y práctica para ser tu dama de honor, no siempre tu mejor amiga resultará siendo la mejor dama de honor por lo que puedes pedir a otra de tus damas que te ayude en todo el día de la boda. En cuanto al novio, recuerda, que es el hombre del momento. Si es posible, también debe elegir a un hombre que se pegará a él como un chicle y no debe ofenderse por ser ese día, el lacayo del príncipe. Por eso ambos deberán elegir a un amigo que los conozca mejor que ustedes mismos y que este dispuesto a colaborar en todo en ese día tan especial.  Esto hará que el día vaya mucho más suave y que tanto el novio como la novia estén seguros que están en buenas manos.
  7. Que nada los retrace. Ustedes no querrán retrasar la ceremonia, mientras que los invitados de la fiesta,  que van en vestidos y trajes de etiqueta, están de rodillas buscando un anillo de $ 1000, en especial si el césped del jardín esta húmedo. Por lo tanto, si el portador del anillo es un niño pequeño: a) asegurarse de que alguien está a cargo del niño. b) atar con un nudo los anillos a la almohada para que vayan seguros, y c) no le entreguen los anillos al niño hasta que sea hora de ir por el pasillo.
  8. Revise el número 1. Centrarse únicamente en ustedes dos, y demostrarse en cada momento el amor que se tienen.  Dejen que desde el cielo se resuelva lo demás.

Por. Astrid Rosales

Comentarios (0)

Déje un comentario

Por favor autentifícate para dejar un comentario.