Siguenos en Facebook Siguenos en Pinterest Siguenos en Twitter
14
Octubre
2016

Matrimonio para toda la vida

fotoprincipal141016

Después de la boda, viene el tiempo de compartir una vida juntos, es el principio de su historia de amor; Para lograr construir una vida en pareja necesitan de una planificación y organización en la que ambos estén de acuerdo y logren un equilibrio entre el estilo de vida que llevaban antes de casarse. Para ello te compartimos los siguientes aspectos que tienen que tomar en cuenta en la relación de matrimonio.

1


  • Ajustar un presupuesto

Miren cuánto dinero tienen disponible y de común acuerdo asignen los montos que ustedes planean gastar durante un periodo, en cada una de las categorías de gastos que tienen. Si ambos tienen una meta en común, también comiencen a ahorrar para la meta.

Recuerden que mientras están haciendo el plan pueden haber diferencias de opinión, pero lo importante es que lleven esas diferencias con respeto y compromiso.

  • Planificar su estilo de vida

Según el presupuesto que tienen, planifiquen su día a día. Que van a comer, que días van a salir, que les gustaría hacer en su tiempo libre, que día van a dedicar para convivir con sus familiares y amigos.

Recuerden que ambos necesitan su propio espacio, y tienen que programar que día y horario van a tener para realizar las actividades que les interesan individualmente. De lo contrario la monotonía se apoderará de su vida y será muy difícil deshacerse de ella, logrando opacar por completo el amor que sienten el uno por el otro.

  • Repartir las tares del hogar

Lo ideal es que a la hora de distribuir las tareas se tenga en cuenta los gustos y habilidades de cada uno para que no resulte aburrido, mientras uno plancha el otro puede doblar y colocar la ropa; esto les permitirá mantener una casa limpia, un ambiente relajante y saludable para su matrimonio.

  • Vida íntima

Conversar acerca de qué esperan en su relación intima, de las cosas que están permitidas entre ambos y cuáles no. Eso evitará más de una discusión, malos ratos y hasta la frustración que se puede llegar a sentir si no se sabe qué o cómo hacer.

Comentarios (0)

Déje un comentario

Por favor autentifícate para dejar un comentario.