Siguenos en Facebook Siguenos en Pinterest Siguenos en Twitter
18
Agosto
2016

Renueva tu piel con la sandía

fotoprincipal_180816

Esta fruta fresca aporta muchos nutrientes a nuestro organismo gracias a que es rica en vitamina A, C y antioxidantes, vitales para una piel sana.  Además, también, por su alto contenido en agua hidrata el cuerpo. Te dejamos unas ideas de cómo puedes utilizar la sandía.


•Limpieza facial

En un algodón vierte el jugo de la sandía, luego en forma circular limpia tu cara. Déjala secar y enjuaga con agua helada. Está limpieza es ideal para pieles normales y delicadas.

•Cierra los porros

Pon la sandía en la refrigeradora. Cuando esté fría córtala en pedacitos pequeños y espárcelos sobre tu piel durante 20 minutos, después enjuaga con agua tibia.

•Humecta tu piel

Si quieres evitar la aparición de esas arruguitas incómodas, toma un trozo de sandía, uno de melón y una cucharadita de miel. Mezcla los ingredientes, luego pon la combinación sobre tu piel y déjala durante 10 minutos. Enjuaga con abundante agua.

•Exfoliante natural

Para ello puedes hacerte una mascarilla de sandía. Solo tendrás que mezclar un trozo de sandía con yogur natural, remover bien y cuando tengas una pasta la podrás extender por toda tu cara; espera de 10 a 15 minutos y después retira con mucha agua. ¡Los resultados son excelentes!

•Para las quemadas de sol

La sandia puede ayudar a calmar la piel después de exponerse al sol. Para ello remoja algodones con jugo de sandía fresca y colócalo en a todas las áreas quemadas, lo tienes que dejar durante 15 minutos antes de enjuagar con agua fría.


Comentarios (0)

Déje un comentario

Por favor autentifícate para dejar un comentario.